16 jul. 2013

El estrés como afecta nuestra salud

Aunque todavía no se ha podido probar si el estrés es causa directa de enfermedades cardíacas, varios estudios evidencian que hay una asociación entre el exceso de estrés y el riesgo cardíaco, debido a que puede modificar las sustancias químicas del organismo.
Las personas expuestas a altos niveles de estrés cotidiano son más propensas a desarrollar una enfermedad del corazón, según los resultados de un estudio reciente publicado en la revista American Journal of Cardiology. La investigación, que consistía en la revisión de seis estudios y con una muestra de 118.000 personas, reveló que los participantes estresados eran un 27% más propensos a padecer una enfermedad coronaria, a quedar hospitalizados o a morir por la enfermedad.
Según el estudio, realizado por científicos del Centro Médico de la Columbia University, el aumento del riesgo cardíaco por el estrés equivale a fumar cinco cigarrillos por día. El efecto podría explicarse debido a que el estrés aumenta el nivel de hormonas en sangre, lo que puede dañar el corazón.
Pero, ¿por qué el estrés es malo para el corazón?
Se conoce que el estrés produce cambios en nuestro organismo. Cuando estamos estresados los músculos se ponen tensos, aumenta la frecuencia cardíaca, se incrementa la presión arterial, el corazón late más rápido y aumentan las demandas de oxígeno del corazón, lo que hace que el corazón trabaje más. Esta necesidad de oxígeno puede ocasionar una angina de pecho en enfermos del corazón.
Además se sabe que hay una relación directa entre el aumento de hormonas y el estrés. Ante una situación estresante, el sistema nervioso libera más hormonas -como la adrenalina o cortisol-, que elevan la presión arterial, pudiendo dañar la capa interior de las arterias, endureciéndose o aumentando de grosor, lo que podría derivar en arteriosclerosis.
También hay evidencia de que el estrés podría aumentar los niveles de colesterol en sangre, según varios estudios.
En el 2006, científicos británicos de la University College de Londres en un estudio, en el que participaron una treintena de hombres que habían sufrido infartos o agudos dolores de pecho como consecuencia del estrés, descubrieron que situaciones de estrés pueden elevar la presión sanguínea durante un período prolongado.
Este aumento de presión origina niveles elevados de plaquetas. Producidas en la médula ósea, las plaquetas son células que tienen un papel muy importante en la coagulación, pero también pueden ocasionar un bloqueo en una arteria del corazón, produciendo un infarto.
Síntomas del estrés
El estrés es la respuesta del cuerpo a cambios, que puede desencadenarse en diferentes situaciones de la vida de una persona (enfermedades, cambios hormonales, situaciones conflictivas familiares o laborales, por excesos de responsabilidades). No todas las situaciones de estrés son malas. Lo importante es controlar el estrés de la manera adecuada.
El síntoma más común del estrés es la ansiedad. Otros síntomas de tipo corporal pueden ser fatiga, llanto, dolor de cabeza, palpitaciones, taquicardia, sensación de muerte inminente, sensación de ahogo, falta de aire o inestabilidad. El estrés también puede provocar alteraciones que afectan a la mente como el déficit de atención, la falta de concentración o de memoria.
Cómo controlar el estrés
Si controlas el estrés podrás mejorar tu salud emocional y física. Seguir las siguientes recomendaciones te ayudará a prevenirlo:

  • intenta reducir las sustancias estimulantes (café, alcohol, tabaco)
  • es mejor que evites los factores estresantes
  • practica ejercicio físico o sal a caminar
  • haz descansos regulares
  • disfruta de música relajante
  • acostúmbrate a respirar suavemente y de forma relajada, te ayudará a la relajación de los músculos
  • es mejor que te alimentes bien: reduce los alimentos con grasas, azúcar y sal

Fuente: http://enfermedadescorazon.about.com/od/factores-de-riesgo/a/Como-el-Estres-Afecta-El-Corazon.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario