25 feb. 2017

Sindrome del Tunel Carpiano



Es una afección en la cual existe una presión excesiva en el nervio mediano. Este es el nervio en la muñeca que permite la sensibilidad y el movimiento a partes de la mano. El síndrome del túnel carpiano puede provocar entumecimiento, hormigueo, debilidad, o...

daño muscular en la mano y dedos.

Causas
Compresión del nervio mediano
El nervio mediano proporciona sensación y movimiento al lado de la mano en el que se encuentra el dedo pulgar. Esto incluye la palma de la mano, el dedo pulgar, el dedo índice, el dedo medio, y el lado del dedo anular del lado del pulgar.

La zona en la muñeca donde el nervio entra en la mano se llama túnel carpiano. Este normalmente es angosto. Cualquier inflamación puede pellizcar al nervio y causar dolor, entumecimiento, hormigueo o debilidad. Esto se llama síndrome de túnel carpiano.

Algunas personas que presentan este problema nacieron con un túnel carpiano pequeño.

El síndrome del túnel carpiano también puede ser causado por hacer el mismo movimiento de la mano y la muñeca una y otra vez. El uso de herramientas manuales que vibran también puede llevar a este síndrome.

Anatomía de la superficie de la muñeca normal
Los estudios no han demostrado que el síndrome del túnel carpiano sea causado por escribir en una computadora, utilizar un ratón o repetir movimientos al trabajar, tocar un instrumento musical o practicar deportes; pero estas actividades pueden causar dolor e hinchazón de los tendones o la bursa de la mano, la cual puede estrechar el túnel carpiano y provocar síntomas.

El síndrome del túnel carpiano ocurre casi siempre en personas de 30 a 60 años de edad y es más común en las mujeres que en los hombres.

Otros factores que pueden llevar al síndrome del túnel carpiano incluyen:

Alcoholismo
Fracturas de huesos y artritis de la muñeca
Quiste o tumor que crece en la muñeca
Infecciones
Obesidad
Líquidos adicionales que se acumulan en el cuerpo durante el embarazo o la menopausia
Artritis reumatoidea
Síntomas
Los síntomas pueden incluir cualquiera de los siguientes:

Torpeza de la mano al agarrar objetos.
Entumecimiento u hormigueo en el pulgar y en los dos o tres dedos siguientes de una o ambas manos.
Entumecimiento u hormigueo en la palma de la mano.
Dolor que se extiende al codo.
Dolor en la mano o la muñeca en una o ambas manos.
Problemas con los movimientos finos de los dedos (coordinación) en una o ambas manos.
Atrofia del músculo por debajo del pulgar (en casos avanzados o prolongados).
Agarre débil o dificultad para cargar bolsas (una queja común).
Debilidad en una o ambas manos.
Pruebas y exámenes
Durante un examen físico, el médico puede encontrar:

Entumecimiento de la palma de la mano, el pulgar, el dedo índice, el dedo medio y el lado palmar del dedo anular.
Debilidad en el agarre de la mano.
Dar golpecitos sobre el nervio mediano a nivel de la muñeca puede hacer que se dispare el dolor desde la muñeca hasta la mano (esto se denomina signo de Tinel).
Doblar la muñeca completamente hacia adelante durante 60 segundos generalmente ocasionará entumecimiento, hormigueo o debilidad (esto se denomina prueba de Phalen).
Los exámenes que se pueden ordenar son:

Radiografías de la muñeca para descartar otros problemas como artritis de la muñeca.
Electromiografía (EMG, un examen para revisar los músculos y los nervios que los controlan).
Velocidad de conducción del nervio (un examen para ver qué tan rápido se movilizan las señales eléctricas a través de un nervio).
Tratamiento
Su proveedor de atención médica puede sugerirle lo siguiente:

Usar una férula en la noche por algunas semanas. Si esto no ayuda, posiblemente sea necesario usarla también durante el día.
Evitar dormir sobre las muñecas.
Aplicar compresas frías o calientes en la zona afectada.
Los cambios que usted puede hacer en el lugar de trabajo para reducir la tensión puesta sobre la muñeca incluyen:

Usar dispositivos especiales como teclados, diferentes tipos de ratones para computadora, tapetes ergonómicos para el ratón y gavetas para teclados.
Pedirle a alguien que le revise la posición en la que usted se encuentra al realizar sus actividades laborales. Por ejemplo, verifique que el teclado esté lo suficientemente bajo, de manera que las muñecas no se doblen hacia arriba al digitar. Su proveedor de atención médica le puede sugerir un terapeuta ocupacional.
Es posible que también necesite hacer cambios en las tareas del trabajo o el hogar y en las actividades deportivas. Algunos de los trabajos asociados con el síndrome del túnel carpiano incluyen los que usan herramientas que vibran.

MEDICINAS:
Entre las medicinas utilizadas para el tratamiento del síndrome del túnel carpiano se encuentran los antiinflamatorios no esteroides (AINE), como el ibuprofeno o el naproxeno. Las inyecciones de corticosteroides, aplicadas en la zona del túnel carpiano, pueden aliviar los síntomas por un tiempo.

CIRUGÍA:
La liberación del túnel carpiano es un procedimiento quirúrgico en el que se corta el ligamento que está ejerciendo presión sobre el nervio. La cirugía es efectiva la mayoría de las veces, pero depende de cuánto tiempo se ha presentado la compresión del nervio y de su gravedad.

Fuente:
https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000433.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario