3 jul. 2013

El cuidado de nuestras manos

Las manos son una tarjeta de presentación que habla de nosotros mismos, por eso es muy importante su cuidado y una buena manicura. Una de las partes más importantes de las manos son las uñas. Mantenerlas sanas y cuidadas es básico para que el conjunto de la mano resulte armonioso.

Al igual que la piel, es vital que las uñas y las cutículas estén hidratadas pues éstas sufren también la contaminación ambiental. Por esta causa es aconsejable utilizar para su hidratación aceites esenciales o cremas que contengan ceramidas. Una buena alimentación es fundamental para que las uñas tengan los nutrientes necesarios para mantenerlas sanas y resistentes y que no se vuelvan quebradizas. El aporte extra de vitaminas-A, B6 y E- y minerales-zinc, hierro- resulta esencial para darles belleza y una mayor resistencia.

Las uñas sanas presentan un color rosáceo con un laminado liso y brillante. Para conservarlas así es conveniente huir del uso abusivo de esmaltes, fortalecedores con formol, y quita esmaltes con acetona los cuales debilitan las uñas.

A la hora de mantener las manos bellas es muy importante limar las uñas más que cortarlas. El limado, para realizarse de forma correcta, tiene que ser en un sólo sentido para terminar con un pulido que aporte brillo y que acabe con posibles estrías. Se deben de evitar las limas de metal que no hacen sino romper las uñas.

La base protectora es fundamental para que las uñas no tengan un contacto directo con el esmalte ya que este producto las reseca. Además siempre es conveniente sumergirlas en aceite de oliva templado, el cual resulta muy beneficioso a la hora de nutrirlas y fortalecerlas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario