8 jul. 2013

Halitosis o mal aliento

Halitosis es la presencia de mal aliento y un problema que muchas personas padecen alguna vez. Se calcula que el 40% de la población sufre o sufrió de halitosis en algún momento de su vida.
El mal aliento se atribuye a diversas causas:

  • Mala higiene bucal (cepillado incorrecto o limpieza con hilo dental inadecuada)

  • Enfermedad de las encías
  • Ingesta de ciertos alimentos, como cebolla o ajo
  • Tabaco y alcohol
  • Sequedad bucal (provocada por medicamentos, trastornos clínicos y por disminución del flujo salival durante el sueño, de allí el término "aliento matinal")
  • Enfermedades sistémicas como cáncer, diabetes, hígado y trastornos hepáticos.
Una de las formas de saber si se tiene mal aliento es cubrirse la boca y la nariz con la mano, exhalar y oler el propio aliento. Otra manera es preguntarle a alguien de confianza o a nuestro dentista si tenemos mal aliento.


¿Cómo puedo prevenir la halitosis?
Evite los alimentos que causan mal aliento y además:
  • Cepille profundamente y de manera correcta sus dientes por lo menos dos veces al día, realice una limpieza con hilo dental para retirar la placa bacteriana y restos de alimentos , use enjuague bucal para una protección antibacterial prolongada, una duradera sensación de limpieza y frescura en su boca.
  • Si usa prótesis removibles, retírelas todas las noches y límpielas minuciosamente antes de volver a colocárselas.
  • Visite a su dentista periódicamente para realizarse revisiones y limpiezas dentales.

Si el mal aliento persiste aún con el cepillado, hilo dental y enjuague bucal, visite al dentista para que le realice un examen dental e identifique si existen problemas más serios. Sólo el dentista puede determinar si el mal aliento proviene de una enfermedad de encías, de una sequedad bucal, o es consecuencia de la formación de placa bacteriana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario